En esta bella ciudad, también se puede disfrutar de una variada y elaborada gastronomía. Hay menús para todos los gustos, desde platos procedentes de sus huertas como gazpacho y ensaladas, hasta platos salidos del mar.

La cocina gaditana emplea diversas carnes de caza como el faisán o el jabalí para sus arroces y calderetas, y produce exquisitos embutidos como los chicharrones que se acompañan de quesos artesanales y una gran variedad de vinos. La repostería, de clara tradición árabe y conventual como el tocino de cielo, los alfajores de Medina Sidonia, o el arroz con leche, completan la gastronomía tradicional.